Comunicado: Salida del FMO del Proyecto Agua Zarca

7 de julio de 2017

DECLARACIÓN DE GLOBAL ALLIANCE FOR GREEN AND GENDER ACTION (GAGGA) SOBRE LA SALIDA DEL FMO DEL PROYECTO AGUA ZARCA

La Global Alliance for Green and Gender Action (GAGGA) acoge positivamente la decisión del Banco Holandés de Desarrollo (FMO) de retirarse por completo del Proyecto Hidroeléctrico Agua Zarca, ubicado en la zona noroccidental de Honduras, entre los departamentos de Santa Bárbara e Intibucá y a pocos kilómetros de la Reserva de Vida Silvestre Montaña Verde. El compromiso de retirarse fue manifestado hace más de un año, y las organizaciones integrantes de la Alianza GAGGA celebran que FMO haya anunciado públicamente su retiro del proyecto el día de hoy.

Evitar el avance del Proyecto Hidroeléctrico Agua Zarca del territorio Lenca, fue una de las luchas más grandes de Berta Cáceres y del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH). Berta fue una destacada indígena Lenca defensora del medio ambiente y de los derechos humanos de los pueblos indígenas de Honduras y Centroamérica. El 3 de marzo de 2016 fue asesinada por dos desconocidos que ingresaron a su casa. Un año después de su asesinato, la sociedad civil hondureña y las organizaciones nacionales e internacionales seguimos exigiendo una investigación transparente e independiente de su muerte, así como el cese definitivo del proyecto Agua Zarca. Además del asesinato de Cáceres, otros líderes indígenas que trabajan con COPINH y otras organizaciones de la comunidad Lenca que defienden su territorio, han sufrido amenazas de muerte, hostigamientos, ataques y asesinatos.

La construcción de la represa del Proyecto Hidroeléctrico Agua Zarca es una clara violación a los derechos humanos de las mujeres y hombres lencas. Las empresas y los financiadores involucrados no siguieron los mecanismos y procedimientos que garantizan una consulta previa, libre e informada para este pueblo indígena. La consulta está estipulada dentro del Convenio 169 sobre los Pueblos Indígenas y Tribales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT-ILO), ratificado por el Estado de Honduras el 28 de marzo de 1995.

El desarrollo de infraestructuras como el proyecto Agua Zarca, tiene graves consecuencias en las comunidades locales. Por ejemplo, el desalojo y el desplazamiento de las poblaciones originarias, devastación de la tierra, contaminación, escasez y perdida completa del agua, así como acoso y asesinato de las y los defensores de los territorios.

Los bancos de desarrollo y las instituciones financieras internacionales, como el FMO, deben asegurar el cumplimiento de las Normas Internacionales de Derechos Humanos y deben escuchar las voces de las comunidades afectadas por este tipo de proyectos, en particular las de las comunidades históricamente marginadas.

Esperamos que este caso establezca un precedente para futuras concesiones del FMO y los bancos de desarrollo. Sin embargo, nos preocupa que la concesión siga vigente y que otros financiadores, como el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), tengan el interés de invertir y desarrollar este proyecto. Asimismo, instamos a las autoridades correspondientes a que aseguren la integridad de las y los miembros del COPINH, y de activistas ambientalistas de Honduras, quienes viven bajo constante hostigamiento, persecución y criminalización.

Información adicional:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *