Conócenos

Quiénes somos

Somos el primer y único fondo feminista en Centroamérica que desde 2003 moviliza recursos para apoyar la sostenibilidad financiera, política, física y emocional de grupos, organizaciones, defensoras, redes y movimientos que trabajan por los derechos humanos de las mujeres y sus  comunidades.

Qué nos inspira

Trabajamos para construir un mundo en el que las mujeres centroamericanas en todas sus diversidades tengan garantizados sus derechos a la seguridad personal, al bienestar físico y emocional, a la justicia económica, social y ambiental, y a participar como lideresas en las decisiones que afectan sus vidas y sus comunidades.

Para quiénes trabajamos

Nuestras Copartes, es decir, los grupos, organizaciones y redes a las que apoyamos, son activistas y defensoras de derechos humanos que por su rol están expuestas a altos índices de violencia y por lo general no pueden aplicar a recursos financieros. Son niñas, adolescentes y jóvenes; mujeres migrantes, trabajadoras domésticas y trabajadoras de las maquilas; trabajadoras sexuales, lesbianas, bisexuales y personas transgénero; mujeres rurales, indígenas y afrodescendientes; mujeres viviendo con VIH y mujeres con discapacidad. Son mujeres que pertenecen a grupos tradicionalmente marginados.

Como FCAM no financiamos actividades político-partidarias, religiosas ni de índole personal.

Qué nos hace diferentes

Para nosotras es una prioridad la construcción de relaciones cercanas, colaborativas y de respeto mutuo con nuestras Copartes, aliadas de iniciativas conjuntas y donantes.

A nuestras Copartes les brindamos apoyo financiero de soporte general flexible y multianual, y son ellas quienes definen sus agendas, prioridades y la manera de hacer las cosas. También les propiciamos espacios de aprendizaje y fortalecimiento institucional, y facilitamos puentes para que se conozcan, se articulen y trabajen juntas en alianzas.

Desarrollamos iniciativas conjuntas con otros fondos y organizaciones a nivel internacional, lo cual nos permite no sólo garantizar recursos que de otra manera no podríamos obtener para Centroamérica, sino que también ampliamos el alcance e impacto de nuestro trabajo, contribuyendo con la defensa de los derechos de las mujeres a nivel global.

Los donantes son nuestros amigos y aliados, y con quienes compartimos nuestra misión. Han acompañado nuestro crecimiento y consolidación, y a la fecha más de una treintena ha apoyado nuestro trabajo. Este acompañamiento evidencia la confianza y credibilidad que tienen en nosotras, así como el reconocimiento de que nuestra propuesta enfocada en aportar al fortalecimiento de los movimientos, es acertada y necesaria.